martes, 22 de mayo de 2012

Diferencias entre la ley de Mediacion de la Provincia de Buenos Aires 13951 y la ley de Mediacion de la Ciudad A. de Buenos Aires 26589

Diferencias Sustanciales entre la Ley de Mediacion de la Provincia de Buenos Aires Nº 13.951 y la Ley de Mediacion de la Ciudad Autonoma de Buenos Aires Nº 26.589 . Dra. Hosanna Maia Echevarria __________________________________________________________________________________________ Este articulo pretende analizar la reciente ley de mediación aprobada en Provincia de Buenos Aires, Ley 13.951, promulgada con fecha 15 de enero de 2009 y publicada en el Boletín Oficial con fecha 10 de febrero del año 2009, cuya aplicación según el art. 39 de la presente ley, comenzaria a regir a partir de los 360 días de la fecha de su promulgación, siendo obligatorio el régimen para las demandas que se inicien con posterioridad a esa fecha. La fecha de promulgación de la ley 13951 fue el 15 de enero de 2009, 360 dias después de èsta se incorpora al sistema judicial de la Provincia de Buenos Aires a la instancia de la mediación previa obligatoria, proceso que viene siendo utilizado por la Justicia Nacional desde la sanción de la ley 24.573 y el decreto 91/98, desde el año 1995. Asimismo el Decreto que la reglamenta numero 2530/2010, establece la mediación como método alternativo de resolución de conflictos judiciales en el ámbito de la provincia. La norma reconoce como principios la imparcialidad, la neutralidad y la confidencialidad, y además agrega el de "consentimiento informado", lo que implica que las partes deberán firmar un instrumento con un contenido de características especiales antes de comenzar con el proceso mediatorio. Este decreto entrará en vigencia dentro de los 180 días de su publicación en el Boletín Oficial. Tanto el decreto reglamentario 2530/10 como la ley provincial 13.951, establecen la mediación como método alternativo de resolución de conflictos judiciales en el ámbito de la provincia de Buenos Aires. Ambas normativas reiteran los principios rectores de la mediación la imparcialidad, la neutralidad, la confidencialidad, y el "consentimiento informado". Intentaremos analizar la nueva normativa de Provincia de Buenos Aires y su decreto reglamentario, comparándola paralelamente con la ley nacional (ley 26.589), a los efectos de conocer sus diferencias. Iremos analizando los puntos mas destacados de esta nueva ley. Con la sanción de esta nueva ley se establece la mediación prejudicial obligatoria en el ámbito de la provincia de Buenos Aires. Esta obligatoriedad surge del art. 2º “Establéciendo el carácter obligatorio de la Mediación previa a todo juicio”, y con las excepciones del art. 4ª . Causas Penales, Acciones de separación personal y divorcio, nulidad de matrimonio, filiación y patria potestad, alimentos, guardas y adopciones, declaración de incapacidad y de rehabilitación., Causas en las que el Estado Nacional, Provincial, Municipal o los Entes Descentralizados sean parte, Amparo, Habeas Corpus e interdictos, Medidas cautelares hasta que se encuentren firmes, las diligencias preliminares y prueba anticipada, Juicios sucesorios y voluntarios, Concursos preventivos y quiebras, las acciones promovidas por menores que requieran la intervención del Ministerio Público, causas que tramiten ante los Tribunales Laborales y causas que tramiten ante los Juzgados de Paz Letrados, con excepcion de las contempladas en el articulo 5º siendo opcional para el actor y obligatoria para el demandado en juicio de desalojo y ejecuciones. Respecto de los conflictos patrimoniales derivados de las relaciones de familia, la ley 13.951 no hace referencia, entendiendose entonces que frente a este silencio legal, se seguirán aplicando los procesos judiciales.al igual que en la ley 26.589, la ley debería haber contemplado que el mediador pudiera intervenir en los conflictos patrimoniales derivados de las relaciones de familia, ya sea por divorcio, separación personal, alimentos, nulidad de matrimonio, patria potestad, filiación ect. Asimismo y de acuerdo a la experiencia de lo que sucede en la practica de la mediación aplicada en Capital Federal, la ley 13.951, sanciona a aquellas partes que no concurran a la instancia mediatoria manifestando que en los casos de incomparecencia injustificada de cualquiera de las partes, cada uno de los incomparecientes deberá abonar una multa “equivalente a dos (2) veces la retribución mínima que le corresponda percibir al Mediador por su gestión, las partes podrán dar por terminado el procedimiento de Mediación”. En lo que respecta a los tres tipos de mediación contemplados por la ley nacional vigente 26.589, “por sorteo, por acuerdo de partes y por propuesta del requirente al requerido”, anteriormente denominadas en la ley nacional anterior, “Mediacion Oficial y Privada” la actual ley de mediación Provincial establece dos tipos de mediación: la obligatoria y la voluntaria. La "obligatoria" es la etapa previa a la iniciación de todo juicio, con ciertas excepciones previstas en la ley; mientras que la "voluntaria" es el proceso al que pueden recurrir las partes en forma previa a la instancia de la mediación obligatoria, pero que no habilita la vía judicial. La norma no se aplicará en aquellos casos en que sea parte el Estado Nacional, Provincial, Municipal o los Entes Descentralizados. En referencia a la mediación obligatoria, en la ley 13.951, presenta características muy similares a la mediación “oficial” contemplada en la ley Nacional, siendo el procedimiento necesario para la designación del mediador la presentación del requerimiento ante la “Receptoría de Expedientes de la ciudad asiento del Departamento Judicial que corresponda o del Juzgado descentralizado si lo hubiere según el caso, mediante un formulario cuyos requisitos se establecern por vía de reglamentación”. La ley 13951 en su articulo 36 propone la mediación voluntaria, que aparentemente tendría una semejanza a la mediación “privada” aplicable en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero con la sustancial diferencia que no habilita la via judicial, en caso de no arribar a un acuerdo. Debiendo quien concurre a esta mediación en Provincia, y a los efectos de habilitar la via judicial, volver a sortear mediador mediante el procedimiento de mediación obligatoria. El mediador voluntario, podría ser elegido por las partes entre los inscriptos y seleccionar un Juzgado donde tramitará la causa enumerando asimismo los formulismos que debe adoptar el profesional cuando llega a sus manos el formulario respectivo en el que se lo designa. La diferencia mas sustancial de la ley 13.951 con la Ley 26.589, es que los acuerdos dentro del régimen de la mediación deben someterse necesariamente a la homologación judicial en el Juzgado sorteado según el artículo 7º de la presente Ley, y esta será “otorgada cuando entienda que el mismo representa una justa composición de los intereses de las partes”. El Juzgado, dentro del plazo de diez (10) días contados a partir de su elevación. debe emitir resolución fundada homologando o rechazando el acuerdo. Ademas, puede formular observaciones al acuerdo, y devolverlo al Mediador para que, en un plazo no mayor de diez (10) días, intente lograr un nuevo acuerdo que contenga las observaciones señaladas por el tribunal. La ley provincial, no tomó en cuenta algunas cuestiones de la ley nacional, que se aplican en la Ciudad de Buenos Aires. Una de las diferencias es que se necesita homologar el acuerdo en todos los casos, y sin importar de que materia trate el convenio. En cambio en la Ciudad al no requerir homologación, el arribar a un acuerdo es más dinámico, dirimiendo todo tipo de cuestiones. Solamente los acuerdos referidos a cuestiones de familia requieren homologación judicial. En cambio en Provincia, la homologación, hace al procedimiento mediatorio un poco mas burocratico, y desincentiva el fin de la mediación que de alguna forma es evitar la procesalizacion del conflicto, evitando la generalización de expedientes judiciales y descongestionando la actividad judicial. Amen de la ultima reforma de la ley de mediación nacional, que aun no se encuentra reglamentada, y que pretendiera “certificar la firma del mediador ante el Ministerio de Justicia y Derechos humanos – Registro de Mediacion”. En referencia a las actas y notificaciones, tanto como los plazos, la ley 13.951 no difiere demasiado de la actual 26.589. Por otro lado, al igual que la ley Nacional, el cierre de la mediación obligatoria, sin acuerdo habilita la vía judicial de la misma manera que cuando las partes así lo decidan luego de haber asistido a la primera audiencia y previa intervención del mediador o en los casos en que la homologación haya sido denegada por el Juzgado interviniente. En lo que a la suspensión de la prescripción se refiere, en el articulo 40 manifiesta que la Mediación Obligatoria prejudicial tendrá carácter de intimación con los efectos previstos en el segundo párrafo del artículo 3986 del Código Civil. Lo que implica a mi entender la suspensión de la prescricion por el termino de un año, aunque no aclara desde cuando comenzara a correr dicho plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario